Experiencia extrema: nadar con pirañas

Una uruguaya que conocí en Asunción hace unos días me contó que quería viajar al pantanal para nadar con pirañas. Una idea poco común, es cierto, pero créanme, hay mucha gente silvestre en este mundo, y Formosa es un destino para ese tipo de gente.

“No te vayas lejos”, le dije, en Formosa podés nadar con pirañas en varios lugares. Uno de ellos es la Laguna Blanca del Parque Nacional Pilcomayo o la Laguna Oca en plena ciudad de Formosa.

5-6
Dos yacarés pasan nadando junto a varios mbiguás (las aves) en la Laguna Blanca del Parque Nacional Pilcomayo.

No es un chiste ni una exageración. La gente se adapta a su medio ambiente, hasta aprende a convivir con pirañas y yacarés, también conocidos como caimanes. Desde niña he nadado en diferentes fuentes naturales de agua pobladas de vida, inclusive esos temibles animalitos, pero la verdad es que no pensaba en eso cuando lo hacía y no pasaba nada. La vida silvestre es así. El ser humano convive en armonía, como una especie más, en la naturaleza. Y, justamente, ese es el concepto de Biósfera.

irupes-laguna-oca-formosa
Irupés en la Biósfera de la Laguna Oca, ciudad de Formosa.

Por ejemplo, la Laguna Blanca era el balneario de los veranos cuando vivíamos en esa zona, luego conocí la laguna de San Cosme (Corrientes), la laguna de Santa Ana (también en Corrientes), y la Laguna Oca (ciudad de Formosa) donde empecé a practicar (sin mucho éxito) windsurf.

Estas lagunas, excepto la del Parque Nacional, en verano suelen habilitar playas con redes de contención de pirañas (¡es verdad!). Pero para practicar windsurf tenía que nadar fuera de las redes y al principio me daba miedo, aunque el instructor decía que no pasaba nada. Igual trataba de mantenerme siempre sobre la tabla, por las dudas. Después de varios días comprobé que era verdad, no iba a morir devorada por pirañas, y el miedo se disipó.

Es que nuestras pirañas no son como las de las películas de Hollywood. Son más amigables.  Si no hay una herida sangrante, realmente no pasa nada. No soy experta en el tema, pero la intuición me dice que si una mujer está con la regla, mejor que no se meta. Por otra parte, los yacarés prefieren alejarse de los humanos pues su instinto les dice que somos peligrosos y no estamos en su cadena alimentaria.

5-4
Cría de yacaré. Formosa, Argentina.

Lo que vas a sentir al meterte en cualquier río o laguna del nordeste argentino es un montón de pececitos chupándote la piel. Las aguas por lo general son marrones y no se ve mucho lo que hay dentro, pero te puedo asegurar que están llenas de vida.

Es más, hace poco fue la Fiesta Nacional de la Pesca de la Piraña en Herradura, una localidad turística a 40 kilómetros de la capital formoseña, por lo que podría decirse que las pirañas por acá son toda una institución.

Si nadar con pirañas te parece una propuesta demasiado salvaje, no te preocupes, en el hotel seguro habrá una piscina transparente para refrescarse. Pero te propongo que te quedes al borde de la laguna o río lleno de pirañas, y  que observes toda la vida que hay alrededor gracias a ellas, ya que muchas aves multicolores se alimentan de los cardúmenes.

observacion-de-aves-formosa-argentina
Observación de aves en la Biósfera Laguna Oca, Formosa.

No te olvides de llevar largavista y una guía de aves para reconocer las especies. Esperá el atardecer y contemplá una puesta de sol inolvidable. O armá tu cañita de pescar y descubrí que hay muchas otras variedades de peces además de pirañas. Incluso podés navegar, alquilando un kayak o una piragua, y llegar hasta una isla o a la otra orilla atravesando camalotales o irupés gigantes.

laguna-blanca-parque-pilcomayo-atardecer-formosa
Atardecer en la Laguna Blanca del Parque Nacional Pilcomayo, Formosa.

Las lagunas, riachos y ríos de Formosa, y del litoral argentino en general, son espacios llenos de vida. Vení y conectate con la naturaleza. Sentite silvestre. Viví experiencias que pensabas que sólo en un zafari africano o amazónico podías tener. Y, si te animás, nadá con pirañas.

Cómo llegar a la Biósfera de la Laguna Oca:

En bici o caminando, la Reserva Biósfera Laguna Oca queda bastante cerca de la plaza principal de la ciudad de Formosa. También podés ir en vehículo o tomar un remis. La Avenida 9 de Julio curza la plaza San Martín. La tomás en dirección a la Avenida Napoleón Uriburo, ahí vas a ver un estadio  (el Anfiteatro de la Juventud) y un camino de tierra que va por uno de sus costados. Esa es la vía para llegar a la reserva.  También es la barrera de contención de inundaciones de la ciudad.

00laguna-oca-piragua-formosa-argentina
Navegando en piragua alquilada por la Laguna Oca, Formosa.

Pasando algunas casitas vas a ver un desvío a la derecha, también de tierra. Seguilo y ya vas a encontrar carteles informativos de la reserva. Primero hay una zona de avistaje de aves y más adelante podrás llegar hasta el borde de la laguna donde hay un puesto de Prefectura. Podés cruzar a las islas contactando a los habitantes locales, probablemente en el puesto de prefectura te informen, o la misma gente que anda cerca de las canoas. Al menos eso fue lo que hice yo. También se alquilan piraguas.

2

Cómo llegar a la Laguna Blanca del Parque Nacional Pilcomayo:

Desde la ciudad de Formosa tomás la ruta Nacional 11 rumbo a Clorinda. Ahí seguí por
la ruta Nacional 86 rumbo a Laguna Blanca. Hay dos entradas al Parque Nacional Pilcomayo. La que queda a penas cruzando la localidad de Laguna Nainek es la que te lleva directo a la Laguna Blanca donde podés nadar si te animás. La otra entrada queda en la localidad llamada también Laguna Blanca, ahí se puede seguir hasta el Río Pilcomayo. Ambos caminos son de tierra.

1

Seguinos en Instagram:

Anuncios

3 cosas para hacer en Formosa en agosto

Formonauta quiere contarte todo sobre Formosa. Este es un proyecto que nace en el mes de agosto, así que me pareció buena idea comenzar esta aventura con una lista de cosas típicas que suelen suceder en esta época del año en mi provincia. Las tres opciones que te propongo hoy son de muy bajo presupuesto, incluso pueden ser gratuitas si es que tenés amigos formoseños que te inviten a tomar caña con ruda o unos ricos tererés.

Contenidos:

  • 1. Tomar caña con ruda
  • 2. Disfrutar de las flores de los lapachos
  • 3. Empezar a tomar tereré
  • Enlaces interesantes
  • Llamado a la acción
  • Seguinos en las redes sociales

1. Tomar caña con ruda

Copia de 800 x 600 tamaño imagen para blog (2)

 

El primer día de agosto hay que tomar, sí o sí, caña con ruda. La caña es una bebida alcohólica que se produce con caña de azúcar, principalmente en Paraguay y Brasil. La ruda es una plantita medicinal muy poderosa que se suele usar contra las malas vibras, ya desde la época de los guaraníes.

La costumbre argentina de tomar caña con ruda es una muestra de la fusión de la cultura de los pueblos originarios con las costumbres traídas por los colonizadores europeos. Por un lado, los guaraníes empezaron a usar la ruda para conservar la salud y espantar los males del invierno desde que fueron colonizados por los jesuitas, ya que la ruda no es originaria de América. Por otro lado, la caña de azúcar es de origen asiático y fue introducida por los conquistadores europeos; la caña es una de las grandes plantaciones de América donde trabajaron esclavos africanos, indígenas y asiáticos inmigrantes.

Podríamos decir que en esta fusión hay muchas historias de dolor, muerte y sufrimiento de personas de diferentes orígenes, ya sea por enfrentar pestes o por trabajar en las plantaciones de caña en condiciones terribles. Pero sobre todo, deberíamos reconocer que es una receta de la esperanza. ¿Por qué ? porque la verdad es que tomamos caña con ruda porque creemos que es una poción mágica para seguir viviendo, para tener una vida saludable el resto del año.

El dicho popular dice “julio los prepara y agosto se los lleva“, y se refiere justamente a que el clima de Formosa en invierno suele ser bastante duro, especialmente en la vida campesina. Aunque en Formosa hace muchísimo calor en verano, hay que decir -a los que no saben- que los inviernos son bien fríos.

Los días de mucho mucho frío no duran todo el invierno, pero es verdad que cuando hace frío, hace frío. Las heladas hacen que mueran muchas plantaciones y haya escasez de alimentos para la gente y para los animales. Son épocas de vacas flacas, como se suele decir. Además hay mucha gente que se enferma de gripes y neumonías fulminantes, y los más vulnerables suelen ser los niños y ancianos. Así que el miedo a pasar el agosto, siempre está presente, incluso en la actualidad. Por eso esta costumbre está tan arraigada.

Por otra parte, nos llegan desde el oeste formoseño, desde Salta, Jujuy y Bolivia, otra creencia de otras comunidades originarias no guaraníticas, sino más andina: la costumbre de festejar el Día de la Pachamama. Esta fiesta cada año se populariza más porque  cada vez hay más gente del oeste que viene con sus costumbres hacia el este, y a los del este nos gusta mucho viajar hacia el oeste y compartir las diferencias; además, todos sentimos amor y admiración por la Madre Tierra, ¿por qué no celebrarlo?


2. Disfrutar de las flores de los lapachos

formosa lapachos caña con ruda terere3

El lapacho es un árbol hermoso que los formoseños amamos. Aunque algunos gruñones que no saben disfrutar de las cosas bellas y simples de la vida se quejen de que tantas flores “ensucien” las veredas, los amantes sin condiciones de los lapachos imaginamos que son lluvias de flores, o nevadas de copos rosados, en casi todas las veredas, nada más hermoso y poético que eso para empezar a recibir la primavera.

Oficialmente, la primavera empieza en septiembre, pero podría decirse que en Formosa las primaveras son prematuras, apresuradas, adelantadas. La ciudad se llena de flores de todos los colores, y no sólo de lapachos. Aunque hay lapachos amarillos y blancos, los dueños de los suspiros siempre son los lapachos rosados.

Creo que al inicio de cada primavera la gente debería regalarse entre sí un lapacho, o cualquier otro árbol local que florezca con similar belleza, que son varios. Incluso los visitantes deberían llevarse de recuerdo un árbol de lapacho, y regalárselo a alguien que tenga un terreno apropiado para cuidarlo. Los árboles florecidos de Formosa son la prueba de que la Pachamama se viste de fiesta en su mes.

No muchos lo saben, pero además de ser hermoso, el lapacho rosado tiene muchísimas propiedades medicinales que se están estudiando, incluso hay beneficios que ayudan a tratarel cáncer.


3. Empezar a tomar tereré

formosa lapachos caña con ruda terere4

Así como hay personas a las que les gusta tomar helados en pleno invierno, también hay gente a la que le encanta tomar tereré aunque haga frío. Por eso vamos a empezar aclarando que hay muchos formoseños que toman tereré todo el año.

¿Qué es el tereré? Es una infusión de yerba mate que se bebe con agua muy fría en el nordeste de Argentina, en algunas regiones de Brasil y en Paraguay. Su versión con agua caliente, se llama mate.

Los friolentos como yo, cambiamos el tereré por el mate cuando empieza a hacer frío, y agosto es el mes en que comienzan a aparecer algunos días de calor propicios para tomar tereré. Más de uno te dirá: “che, hoy está como para tere”.

Se puede combinar diferentes tipos de yuyos medicinales o jugos naturales para darle un sabor más agradable. También es lindo tomar tereré bajo la sombra de un lapacho florecido, mientras se conversa con la familia o los amigos y se dibujan figuras con el pié en el suelo cubierto de flores rosadas caídas por todas partes como si fuera nieve.

Pero cuidado, que en agosto el clima todavía está indeciso y hay días de mucho calor y días de mucho frío, así que si no tomaste caña con ruda para prevenir las enfermedades, un tereré muy helado puede ser riesgoso para los que andan con las defensas bajas.