Dónde dormir en Paraguay: hostal

Experiencias de una viajera

Por Cecilia Hauff

Esta recomendación es para mochileros, principalmente. Es decir, para viajeros de bajo costo que prefieren pagar menos por un alojamiento para que el dinero y el viaje duren por más días. Es una forma inteligente de administrar los recursos de un viaje. Así que si te sentís identificado/a con este tipo de turismo “lowcost”, este artículo te va a servir.

6

Las circunstancias de la vida me llevaron hace unos días a Asunción, la capital de Paraguay. Si bien ya he ido varias veces en diferentes tipos de viajes, nunca había dormido en un hostal en esa ciudad.

¿Qué es un hostal?

Generalmente es una casa convertida en casa de huéspedes que, a pesar de cobrar un bajo precio por alojar viajeros, nunca pierde la esencia de “hogar”. También se los conoce, especialmente en Europa, como albergues de mochileros o de estudiantes.

Para que el precio sea barato, ofrecen habitaciones compartidas, es decir, varias camas en una mismo cuarto donde dormirán personas extrañas que, seguramente, terminarán haciendo amistad.

También es una buena opción para quienes viajan solos, así se sentirán más acompañados porque encontrarán en cada sitio compañeros de aventuras, de paseos, de comidas, de charlas, de experiencias de viajes.

Cómo encontré un hostal en Asunción

No tuve tiempo de programar el viaje, entonces a último momento escribí a varios contactos de Couchsurfing para que me recomendaran un hostal en Asunción y me mandaron varias opciones, así que al final tenía una lista; había más hostales de los que yo imaginaba. También consulté en Booking por el mejor precio y, obviamente, puse primero en mi lista al más económico, según las promociones diarias de esta página.

4

Pero qué pasó. Al llegar llamé al más barato y me atendieron muy amablemente, de eso no me puedo quejar, porque me indicaron hasta qué colectivo urbano tomar, dónde bajarme y cómo encontrar el sitio. Pero no me advirtieron que caminando podría encontrarme sola con todas mis pertenencias por unas cuadras que no tenían muy buena pinta en cuanto a seguridad. Había varios prostíbulos muy precarios y la gente que andaba por ahí me hacía sentir insegura. Era la zona portuaria. No voy a decir cuál hostal era porque no pretendo desprestigiar ningún emprendimiento, menos porque ni siquiera llegué a conocerlo. Sólo les advierto que caminar por la calle Oliva cerca del puerto no fue muy agradable. Si bien luego pasé varias veces por ahí, ya no tenía encima toda la pinta de viajera que llevaba al llegar, por lo que podía pasar más desapercibida. Son sólo detallecitos que se aprenden viajando sola.

Entonces decidí buscar otro hostal, el segundo de mi lista no quedaba muy lejos y varias personas de Couchsurfing me lo habían recomendado, entonces ya tenía puntos a favor. Así llegué a La Casita de la Abuela Hostal Verde.

1

¿Qué hostal recomiendo en Asunción?

Los viajeros siempre decimos que todo sucede por alguna razón. Sin dudas me desvié de mi primera opción porque tenía que conocer La Casita de la Abuela Hostal Verde, ya que fue una experiencia inolvidable.

7

Primero la recepción. Los chicos que trabajan ahí de manera permanente o como voluntarios son muy amables. Agradezco principalmente a Oscar (ucraniano) que me prestó su laptop en alfabeto cirílico para resolver un trabajo que tenía pendiente, y a Mily, uruguaya mochilera con la que compartimos interesantes experiencias de viaje. Siempre están dispuestos a ayudar, te ofrecen una taza de té, agua fresca o un adaptador para tus enchufes extraños, son detalles que siempre te hacen sentir como en casa, bien recibido.

5

También estaba Javier, el dueño, que se daba unas vueltas cada tanto, siempre con una gran sonrisa. Él escuchó alegremente mi historia y accedió a colaborar con Formonauta. Me contó la historia del hostal que, como el nombre lo indica, es la casa de su abuela. La reformó un poco para recibir viajeros y funciona desde hace cuatro años.

El servicio en relación al precio está muy bien. Era lo que me habían dicho mis amigos que debería pagar por un hostal en Asunción (50 mil guaraníes en septiembre de 2016).

3

Los puntos a favor son: la habitación es compartida pero cuenta con aire acondicionado, ropa de cama y locker personal (casillero) con llave. Incluye un desayuno estándar que por suerte viene con frutas y un rico dulce de guayabas para untar el pan. Tiene varios ambientes comunes para compartir con los otros visitantes. Tiene jardines y plantas. Una biblioteca. Folletería con información turística. Habitaciones privadas. Agua caliente en las duchas y baños compartidos limpios, con papel higiénico y jabón de manos (algo que muchos hostales no ponen). El centro queda a unas 8 cuadras a pié. Hay un supermercado a 4 cuadras. Los buses a Areguá, Ypacaraí y terminal de ómnibus pasan en frente o muy cerca. Tiene wifi. De noche volvíamos caminando en grupo después de tomar unas cervecitas en el centro y se sentía seguro. Es una zona residencial.

Muchas gracias, a la gente de La Casita de la Abuela Hostal Verde por la buena atención. Espero volver pronto.

Datos útiles:

la-casita-de-la-abuela-hostel-verde-asuncion-paraguay-formonauta

La Casita de la Abuela, Hostal Verde. Dirección: Hernandarias Nº 1074 entre Jejui y Manduvira – Asunción Paraguay – Centro

Teléfono (responde por Whatsapp): +595 981 468090

Enlaces:

Anuncios

Drone Films Project en el Bañado La Estrella

Navegando por contenidos en Instagram descubrí imágenes  del Bañado La Estrella con un punto de vista diferente al que estamos acostumbrados, casi como si fuera el registro de un ave en pleno vuelo.

Me puse en contacto con el autor para ver si se animaba a participar en Formonauta para conocer más sobre su trabajo y, particularmente, sobre su experiencia en Formosa. La sorpresa fue que me encontré con una persona muy accesible y amable que  se tomó la invitación con mucho entusiasmo. A continuación, el resultado.


Hola, Tomás. Contanos, ¿de dónde sos y cómo surgió este viaje a la misteriosa Formosa? Porque siempre se dice que es la única provincia que le falta conocer a muchos argentinos.

Mi nombre es Tomás Thibaud, soy de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. De profesión, abogado. Una pasión: La fotografía de naturaleza. Tuve la suerte de recorrer la gran mayoría de las provincias argentinas.

DCIM100MEDIADJI_0063.JPG

Comencé de chico acompañando a mi padre Michel Thibaud, titular de Argentina Ambiental y patrimonionatural.com en sus viajes fotográficos. Allá por el año 2010 me compré mi primer cámara semi-profesional y, desde entonces, no puedo parar de fotografiar la naturaleza.

imgp2866-equipo-dfp

En el año 2014 empecé a investigar otras formas de retratar la naturaleza hasta que descubrí los Drones. Fue entonces que adquirí uno y, viendo el resultado de lo que esta tecnología podía lograr, encaminamos un proyecto junto con mis hermanos Iván y Simón al que bautizamos Drone Films Project.

DCIM100MEDIADJI_0003.JPG

Como decía, recorrí mucho la Argentina, aunque tengo todavía mucho por recorrer. El Bañado la Estrella es un lugar del que muchas veces me habían hablado en el ámbito de la fotografía de naturaleza. Me lo habían descripto en varias oportunidades como un lugar único. Un lugar que debía conocer.

imgp2156-martin-pescador-formosa

Fue así que estaba necesitando pasar de la selva asfáltica a la selva natural para realizar fotografía y reconectarme. Por la época del año en la que estábamos (agosto), quería ir al norte argentino. Ya había estado hace un tiempo en Salta y Jujuy, por lo que se me presentó la idea de ir al Bañado la Estrella.

imgp2837-gavilan-patas-largas

Fue muy simple, me contacté con mi padre y hermanos, pusimos fecha, armamos itinerario y salimos hacia Formosa. Estaba ansioso por descubrir ese lugar lleno de aves, tal como me lo habían descripto.

Fue un viaje relativamente corto. En tan solo 6 días teníamos que recorrer, fotografiar y filmar el Bañado la Estrella, en Las Lomitas; y Fortín Soledad a unos 70 kms por camino de tierra desde Las Lomitas, es decir al otro lado del Bañado.

DCIM100MEDIADJI_0046.JPG

Asimismo, como ya había estado en el Chaco, precisamente en la Estancia La Fidelidad (Parque Nacional El Impenetrable) unos años antes, quería conocer la región del Impenetrable Chaqueño pero del lado formoseño, es por ello que aprovechamos para recorrer la Reserva Formosa, jurisdicción de Parques Nacionales varios kilómetros más al Sud-Oeste de Las Lomitas.

DCIM100MEDIADJI_0313.JPG

Allí nos quedamos a pasar una noche, con ansias de ver el oso hormiguero o el puma, aunque si conocen los comportamientos de estos animales era casi imposible que los viéramos. No los vimos. De todos modos navegamos el Río Bermejo, sobrevolamos la zona y respiramos el aire caliente formoseño.

DCIM100MEDIADJI_0073.JPG

imgp3764-jabiru-ban%cc%83ado-la-estrella

El objetivo del viaje era contemplar el Bañado la Estrella desde el aire, y aprovechar para hacer algunas fotos, especialmente de los Jabirú. Es un lugar alucinante. Especialmente si tienen la posibilidad de estar al atardecer. Tuvimos la suerte que el horizonte estaba un poco con niebla y humo por lo que el sol bajó como una pelota perfectamente anaranjada.

El Bañado la Estrella es un lugar único. Me imagino la gente que pasa por la ruta y de repente se encuentra con semejante espejo de agua. Se veían muchos autos detenerse en el camino para poder fotografiar el lugar, y llevarse una postal. Pero a quienes les gusta la fotografía de naturaleza, y han realizado este tipo de viajes, sabrán entender que a los fotógrafos no nos alcanza con parar 30 minutos y seguir viaje. Es un lugar para quedarse por días enteros. Me pregunto si los viajantes entenderán cómo es que nos detenemos tanto tiempo en un mismo sitio.

DCIM100MEDIADJI_0093.JPG

Idéntica reflexión me tocó vivir cuando estuve por varios días en Los Tuneles, Córdoba, fotografiando los Cóndores. La gente bajaba del auto, se sacaba una selfie y seguía andando. En fin, son sensaciones que me aparecen en esos lugares únicos que están al borde de la ruta. Es una ventaja, son lugares que aplican tanto al que se quiere quedar por horas, como al que quiere tan solo detenerse por unos minutos para “la foto” y seguir viaje.

imgp2787-n%cc%83acanina

Distinto es el caso de Fortín Soledad. Hay que hacer 70 kms por camino de tierra, para llegar a una población con muy pocos habitantes, que viven de la crianza de ganado vacuno y porcino. Es una zona que está la mitad del año bajo el agua y la otra mitad cubierta de vegetación. Les puedo asegurar que esos 70 km. valen la pena. Encontrarán un Bañado distinto. Menos transitado.

imgp2702-pichon-de-pato-cutiriEn el Fortín encontramos gente del lugar que nos llevó en piraguas para adentro del bañado. El agua ya estaba bajando, por lo que había zonas que había que bajarse de la piragua y caminar, pero nos pudimos meter algunos kilómetros dentro del bañado, lo que permite verlo con otra perspectiva, y encontrar mayor cantidad de fauna.

dji_0138-isla-fortin-soledad¿Cuáles son las experiencias que viviste en Formosa que tal vez nunca te olvides?

Una anécdota que tengo para contarles del viaje es que debimos rescatar un yacaré que había al costado de la ruta. Mientras estábamos haciendo fotos del Bañado, pasó una persona en moto y nos dijo que a unos 2 km. del otro lado del puente había un yacaré sobre la ruta. Supusimos que nos lo comentó porque nos vio camuflados y con equipos fotográficos, y tal vez supuso que nos podía interesar ver al yacaré para fotografiarlo.

DCIM100MEDIADJI_0093.JPG

Cuando llegamos al lugar lo vimos quieto sobre la banquina del lado donde está el muro de contención de la ruta. Dicho muro no tiene espacio para que pase la fauna por largos metros. Es decir que si un Yacaré sale del Bañado, se encuentra con el muro que lo hace sentir en un embudo sin salida. El yacaré comenzó a caminar hacia el lado donde más lejos estaba de la salida. Finalmente entre cuatro pudimos ingeniárnosla para arrear al Yacaré hasta el siguiente paso.

imgp3678-yacare-retrato

¿Algunos consejos para los formoseños? Para que mejoremos en materia de turismo.

Sin lugar a dudas tienen en el Bañado la Estrella un pequeño Iberá. Si se educa a los locales a cuidar ese paraíso y su fauna podrán encontrar una fuente de trabajo para ellos mismos y la actividad turística aumentará. Solo hay que mirar lo que logró la gente de Esteros del Iberá, donde entendieron que debían cesar con la caza, pues la protección de la fauna les sería más rentable que la caza misma, y con la increíble ventaja que el turismo no tiene límites ni se extingue.

DCIM100MEDIADJI_0234.JPG

Información útil:

Les dejo el teléfono de quienes nos llevaron en Piraguas desde Fortín Soledad: Chilo Ruiz 54 370 4608983, tengan en cuenta que revisan mensajes o llamadas cada dos o tres días, pues no tienen señal y deben ir en busca de ella. Organicen con tiempo. Si van sin llamar, pregunten por Chilo Ruiz que todos se conocen en Fortín Soledad.

En Las Lomitas pueden hospedarse en el Hotel Portal del Oeste, Ruta Nacional Nº 81 km 1467 Tel: 03704 – 548747

Tomás Thibaud Co-Fundador de Drone Films Project junto a sus hermanos Iván y Simón. Pueden ver sus trabajos en:

web: www.dronefilmsproject.com

Instagram: @DroneFP
Twitter: @DroneFP
Facebook: www.facebook.com/dronefilmsproject/

Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCc1orHss-GBnQqJYQfdIdHg

¡Síganlos que tienen muchísimo material sorprendente que irán compartiendo!